Salude a todo el personal

Saludar es un hábito que no todas las personas practican en las empresas. El mal humor, problemas, dificultades financieras y otros tantos motivos, suelen ser las excusas más comunes para evitar los saludos. Algunas personas asumen que sólo “los demás” tienen el deber de saludar, ya sea por el rango que tienen en la empresa o por su posición económica.

Sin embargo, creo que quienes piensan de esa manera están equivocados, porque el saludo es una norma de cortesía que todos los seres humanos debemos practicar diariamente con las personas que nos rodean.

Desear un simple “¡Buenos días!” o “¡Buenas tardes!” es beneficioso para cualquier relación laboral. Un apretón de manos puede ser una buena señal para demostrar mayor interés por la otra persona. El saludo es un signo de preocupación; de buenos deseos; buena disposición y de apertura. Un buen saludo, amable y cortés, puede ser suficiente para abrir muchas puertas en los negocios.

El saludo tiene que ir acompañado de una buena expresión de su rostro, idealmente con una leve sonrisa y de una voz agradable y amistosa. Una manera de quedar bien con todo el mundo y establecer mejores relaciones laborales y comerciales se consigue fácilmente si usted toma la iniciativa en el saludo.

Be the first to comment on "Salude a todo el personal"

Leave a comment